En el campo

Pretendemos conjugar una obligación de hacer agricultura de excelencia, poco intervencionista, obteniendo los mejores resultados en la línea de la filosofía biodinámica, en la que continuamente profundizamos desde hace más de quince años. Nuestra filosofía de cultivo es: Una agricultura de estudio y de observación: nuestras viñas, por su antigüedad, por sus emplazamientos, son ecosistemas muy frágiles ; no es fácil preservar el terroir sin un esfuerzo continuo de observación sobre el ecosistema, y de estudio histórico, edafológico, sobre el mismo, así como una reformulación continua de nuestras técnicas de cultivo. Una agricultura y una ganadería integrada: necesitamos de la ganadería tradicional, para el manejo de la vegetación, para la fertilización natural y para el aporte de su compost –dinamizado a la manera biodinámica – para asegurar la pervivencia histórica de nuestro viñedo. Igualmente entendemos que una explotación agraria debe de estar integrada por los viñedos, los olivares, los campos de cereal,... en una sucesión natural. El respeto al terroir y a la tradición : El mantenimiento de nuestra diversidad genética, cuidando el rico patrimonio genético de nuestros viñedos y olivares, preservando en plantaciones nuevas los criterios de selección nasal, manteniendo los setos naturales y la biodiversidad, la cubierta vegetal y las formas tradicionales de plantación en vaso y en baja densidad. Una agricultura tradicional, artesanal y escasamente mecanizada, con vendimias manuales. Por supuesto que están prescritos desde hace quince años el uso de cualquier pesticida o herbicida, recurriendo a la homeopatía en las infusiones de plantas, y a los tratamientos biodinámicos.

 

                                                                                              (c)2013 Laderas de Montejurra                                                                               Síguenos en